Azuaga renuncia a la presidencia de Unicaja tras perder los poderes ejecutivos y laminar a los cargos de Liberbank